RELIGIÓN Y ESCUELA

 

 

Maurizio Turco
Diputado europeo

 

MAURIZIO TURCO (EURODIPUTADO RADICAL DE LA "LISTA EMMA BONINO") DENUNCIA A ESPAÑA Y PORTUGAL ANTE LA COMISION Y EL DEFENSOR DEL PUEBLO EUROPEO POR VIOLAR EL DERECHO COMUNITARIO

 

Bruselas, 17 de diciembre de 2003 - Maurizio Turco, Presidente de los eurodiputados radicales de la "Lista Emma Bonino" en el Parlamento europeo, ha depositado dos denuncias relacionadas con los beneficios fiscales que goza la Iglesia Católica en España y Portugal, en detrimento del Derecho Comunitario, una dirigida al Mediador Europeo y la otra a la Comisión.

 

La denuncia presentada a la Comisión europea acusa a los Estado de España y Portugal por violar la Directiva comunitaria sobre armonización fiscal en materia de I.V.A.,  concediendo exenciones a la Iglesia Católica, que no se encuentran en el numerus clausus del catálogo de exenciones de la Directiva IVA.
Los beneficios fiscales de ambos países proceden de  Tratados celebrados con la Santa Sede. En el caso de España, por el Acuerdo sobre Asuntos Económicos que firmó el Estado con la Santa Sede, cuyo articulo III señala que no estarán sujetas a los impuestos sobre la renta o sobre el consumo, y por tanto al I. V. A., entre otras cosas, la adquisición de objetos destinados al culto.
De hecho, en el año 89' y 91' la Comisión inició un proceso de infracción contra España y Portugal respectivamente, según la competencia que le concede el artículo 226 del Tratado CE, cuando esta "estimare que un Estado miembro ha incumplido una de las obligaciones que le incumben en virtud del presente Tratado (...)". La Comisión pues, notificó a España y Portugal que estaban violando el Derecho Comunitario y llegó incluso a redactar dos cartas de emplazamiento contra ambos Estados; pero las cartas jamás fueron enviadas y el proceso de infracción fue archivado.

 

La denuncia presentada al Defensor del Pueblo Europeo acusa precisamente a la Comisión por mala administración en su gestión, dado que según cuanto expone el eurodiputado, la Comisión no cumplió su deber como garante del respeto del Tratado de la unión europea.

 

Declaración de Maurizio Turco, Presidente de los diputados radicales en el Parlamento europeo:

 

"En ambas denuncias he probado fehacientemente que España y Portugal violan el Derecho Comunitario. No encuentro otra  lectura que la de connivencia, al hecho de que España y Portugal denegándonos algunos documentos en el curso de este proceso, hayan invocado "la protección de las relaciones internacionales con la Santa Sede y de los intereses fiscales"
Según cuanto expuesto, el hecho de consentir la violación del Derecho comunitario nos induce a pensar que la Comisión, archivando los casos, ha actuado por motivos políticos y no jurídicos, lo que es un riesgo altísimo para el proceso de democratización de la UE cada vez más frágil e  ilegible.
Por ello confío que, al menos el Defensor del Pueblo europeo actúe como garante de la aplicación del Derecho Comunitario.
En mis denuncias pido que se  reabran los procesos de infracción cuyos motivos de archivación no quedaron suficientemente motivados por la Comisión y, en todo caso que se renegocien los Acuerdos suscritos por estos Estados con la Santa Sede, dado que existe la obligación y los medios jurídicos para ello".